Página principalBlogGuías y tutorialesAccidentes con animales: cómo evitarlos y qué hay que hacer
16 diciembre 2022

Accidentes con animales: cómo evitarlos y qué hay que hacer

Durante el otoño y el invierno es mucho más habitual ver ciertas especies de animales en movimiento por las carreteras españolas. Un informe de Automovilistas Europeos Asociados confirma que noviembre, diciembre y enero son los meses en los que más probabilidades hay de sufrir un accidente con animales en carretera.

Cada año aumenta este tipo de siniestros. Según el mismo informe, entre 2015 y 2019, este tipo de accidentes aumentaron en un 60% en carreteras urbanas e interurbanas. No solo hay que tener en cuenta que los animales puedan moverse más durante estos meses del año, sino que las condiciones meteorológicas y la falta de luz también condicionan la conducción y nuestra capacidad de reacción al volante.

En este artículo encontrarás consejos para reaccionar en caso de encontrarte con un animal en carretera, así como información sobre las coberturas del seguro del coche o lo que dicta la ley respecto a la responsabilidad.

¿Cómo actuar si hay un animal en la carretera?

Muchas asociaciones y organizaciones relacionadas con la seguridad vial, como RACE o Mapfre, recopilan cada año consejos para enfrentarse a una situación en la que nos encontremos a un animal en la carretera. El primero de ellos es, sin duda, prestar atención a las señales que marcan la presencia de especies cinegéticas, conectar las luces de cruce y reducir ligeramente la velocidad para, así, tener más tiempo de reacción.

Siempre que veamos un animal y tengamos tiempo y espacio de frenar el coche (ojo, nunca habrá que invadir el carril contrario), detendremos el vehículo. Intentaremos que el espécimen se aparte y abandone la calzada tocando suavemente el claxon o alumbrándolo con las luces.

Si no tenemos tiempo de frenar y tememos una colisión, habrá que reducir al máximo posible la velocidad pisando el freno y sujetando el volante firmemente, sin cambiar nuestra trayectoria para evitar salidas del carril. Una vez pasado el susto, hay que llamar siempre a la Guardia Civil, choquemos o no, para dar aviso de la presencia de animales. Si se produce un accidente y no llamamos ni damos aviso a los agentes, correremos el riesgo de enfrentarnos a una multa de 200 euros.

Qué dice la ley en caso de atropellar a un animal con el coche

Si la especie contra la que chocamos está considerada como cinegética (como, por ejemplo, un jabalí), la responsabilidad del accidente recaerá siempre sobre el conductor. Sin embargo, las circunstancias cambian cuando se ve involucrado en el accidente un animal doméstico. En estos casos, será su dueño el responsable, ya que sobre él recae la tarea de tener al animal siempre vigilado y bajo control.

Responsabilidades en accidentes con animales

Cómo hemos explicado en el punto anterior, la responsabilidad del accidente recae sobre diferentes personas dependiendo del tipo de animal involucrado. Cuando se trate de una especie cinegética, la responsabilidad será del conductor, aunque hay varios escenarios a tener en cuenta. La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial es la que regula estos supuestos en la disposición adicional séptima, que establece: “en accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo”, sin que este pueda reclamar el valor de los daños provocados por el animal.

Sin embargo, cuando el accidente sea consecuencia directa de actividad de caza, desarrollada en la zona el mismo día o doce horas antes del accidente, la responsabilidad será del propietario del terreno o del propietario del aprovechamiento del coto. Igualmente, el titular de la vía pública (como por ejemplo, el ayuntamiento) será el responsable de cubrir los daños si en el lugar del accidente hubiera una valla o cerramiento roto que no estuviera reparado.

¿Cubre el seguro los daños sufridos?

Cuando el accidente es contra un animal de compañía sin correa, la policía puede identificar al dueño a través del chip y este será quien tenga que cubrir los daños que haya podido provocar incidente en nuestro vehículo. Por lo tanto, deberemos esperar la indemnización de su seguro. Lo mismo sucederá cuando el responsable sea el titular de la vía, como hemos especificado antes.

Si el animal es salvaje y la responsabilidad del accidente recae sobre nosotros, que deberemos hacernos cargo de las reparaciones. A no ser que tengamos contratada una póliza específica que nos cubra en este caso de accidentes o un seguro a todo riesgo, el dinero de la reparación tendrá que salir de nuestro bolsillo. Ante todo, lo mejor es llamar a nuestra compañía y asegurarnos, ya que las reparaciones de chapa y pintura suelen superar los mil euros.


💡 Artículos relacionados

Si lo compruebas de antemano, te ahorras sorpresas desagradables.

Verifica la matrícula o el bastidor sin compromiso:
Ver ejemplo CARFAX