Cómo saber los kilómetros de un coche

Revisa el kilometraje de un coche antes de comprarlo

Comprobar los km reales con CARFAX

¿Por qué es importante saber los kilómetros reales de un coche?

El 12% de los cuentakilómetros de la U.E. están manipulados, aunque este porcentaje puede llegar a ser del 30% y el 50% en el comercio transfronterizo, según datos de la Comisión de Transportes y Turismo del Parlamento Europeo.

CARFAX recomienda comprobar el kilometraje del coche usado para evitar comprar un vehículo por encima de su valor. Además, un coche con muchos kilómetros genera costes añadidos, como daños inesperados por las revisiones no realizadas pero necesarias por su kilometraje real.

¿Cómo saber cuáles son los kilómetros reales de un coche?

Para detectarlas, puede ser útil la última factura del taller o el libro de mantenimiento, si está disponible, así como el informe del taller.

Por lo tanto, si el aceite se ha cambiado 5 veces, el cuentakilómetros debería indicar unos 100.000 kilómetros.

Fíjate también en el estado del pedal del acelerador, su desgaste indicará la cantidad de uso.

Si después de estas comprobaciones sigues sin estar seguro, haz que un taller o un club automovilístico realicen una revisión del coche usado. Habrá que pagarlo, pero es un dinero bien invertido para quedarse tranquilo después de haber gastado miles de euros en un coche.

El informe proporciona otras pistas esenciales sobre si la información es correcta. Por ejemplo, el historial de propietarios anteriores: cuanto más tiempo hayan tenido el coche y más antiguo sea el vehículo, mayor puede ser el kilometraje. Es la forma más rápida y sencilla de comprobar con seguridad el kilometraje y detectar la manipulación del velocímetro.

¿Cuántos kilómetros son muchos para un coche de segunda mano?

Los expertos consideran que la regla general sobre el kilometraje de un vehículo usado es de unos 19.000 kilómetros por año de propiedad. Eso significa que si estás buscando un vehículo de 5 años, este debería tener unos 96.000 kilómetros. Los coches con un kilometraje elevado pueden ser una ganga siempre que el coche tenga una buena reputación de fiabilidad y se haya mantenido bien.

Antes de comprar el coche hay que decidir el rango de kilometraje que nos interesa, atendiendo a nuestras propias necesidades y la distancia que vamos a recorrer de media con el coche. Si buscas un coche para que dure, quizá quieras uno con menos de 80.000 km, mientras que si buscas un coche barato puede que 160.000 km no te asusten.

¿No tienes la matrícula o el número de bastidor?

Compra ahora y comprueba el informe cuando tengas la matrícula.