Página principalBlogGuías y tutorialesGuía para matricular un coche en España
05 enero 2023

Guía para matricular un coche en España

Todos los vehículos que circulan por España deben estar debidamente matriculados. La matrícula de un vehículo es como su DNI y permite que sea identificado ante cualquier problema o situación, así como a su propietario. En el Reglamento de Conductores se especifica que todo vehículo debe estar obligatoriamente matriculado, bajo pena de multa. Por ejemplo, si no llevamos la matrícula visible, la multa será de 200 euros y si, directamente, no hemos matriculado el coche nos enfrentaremos a sanciones de hasta 6.000 euros.

Para matricular un coche o cualquier otro vehículo, hay que dirigirse a la Dirección General de Trágico, que es la entidad que gestiona las matriculaciones de coches en España. Será necesario presentar cierta documentación y e impresos, además de pagar la tasa correspondiente. En este artículo, explicamos cómo es el procedimiento y cómo se matricula un coche en España, desde el principio hasta el final, atendiendo a los diversos tipos de vehículo.

Al respecto de cuánto se tarda en matricular un coche, el procedimiento no se demora más de unas 72 horas desde que se solicita hasta que se pueden recoger las placas de matrícula. Es un trámite que puede completarse en el mismo día en el que compramos el coche, aunque si es el concesionario quien se encarga de hacerlo, puede tardar entre uno y tres. Hay que destacar, por supuesto, que hasta que el coche no esté matriculado no se podrá conducir, por lo que es conveniente completar este requisito cuanto antes.

Documentación necesaria para la matriculación del coche

La documentación para la matriculación del vehículo que necesitaremos variará dependiendo del tipo coche que queramos registrar.

Si estamos matriculando un coche nuevo, los papeles que deberemos presentar ante la DGT para matricular el vehículo serán:

  • el impuesto de matriculación de vehículos debidamente abonado,

  • el justificante de pago del impuesto de circulación (IVTM) en el ayuntamiento,

  • la tarjeta ITV del vehículo y el impreso de solicitud de matriculación.

También deberemos abonar, en este momento, las tasas de matriculación de la DGT.

Una vez presentados estos documentos y aprobado el trámite, habrá que acudir al centro de expedición de matrículas para que nos den las placas (una delantera y otra trasera) correspondientes y las podamos colocar en nuestro vehículo.

En el caso de querer matricular un coche de importación, habrá que presentar:

  • el certificado de conformidad europeo si el vehículo es de la UE

  • el pago de aduanas, además del DUA si este es de fuera de la UE

  • la ficha técnica de la ITV adquirida en España

  • los justificantes del pago de impuestos necesarios (circulación, matriculación si es nuevo o transmisiones patrimoniales si es de segunda mano)

  • las tasas de matriculación de la DGT

  • la solicitud de las placas de matrícula, que se obtiene en la sede electrónica de la DGT o en cualquier jefatura provincial.

Cómo matricular un vehículo en España

Si vamos a matricular un coche nuevo, se encargará de todo el concesionario. Aun así, podemos descargar la solicitud de matriculación de la sede electrónica de la DGT, así como realizar el pago de las tasas de matriculación. El pago del impuesto de circulación del coche se realiza en el ayuntamiento donde lo vayamos a registrar y el pago del impuesto de matriculación es uno único y se realiza ante Hacienda, descargando el modelo 576. Los pagos de los justificantes y la tarjeta de la ITV se presentan en una jefatura de la DGT y se esperan máximo 72 horas a recibir a confirmación de la DGT. Ahí ya podemos ir a buscar las matrículas para nuestro coche.

Es obligatorio, por otro lado, matricular los coches extranjeros en España si van a circular de manera habitual por aquí. Con todos los documentos que hemos señalado anteriormente deberás solicitar la rematriculación en nuestro país ante la DGT, sin que falta el contrato de compraventa o la factura debidamente traducida al español.

A la hora de pagar los impuestos por matricular un coche extranjero, hay que tener en cuenta que si es nuevo y la compraventa si ha llevado a cabo en un país de la Unión Europea, habrá que demostrar que hemos pagado el IVA en el país correspondiente enseñando la factura con el IVA reflejado o abonarlo ante Hacienda con el modelo 300 o 309. Y si, por último, el vehículo es de segunda mano y lo hemos comprado en suelo español, habrá que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Con todas las responsabilidades fiscales asumidas y pagadas, ya podemos matricular el coche importado. Presentando todos los documentos necesarios (recuerda que si el coche es de fuera de la UE deberás pasar por Aduanas para regularizar la situación), la DGT nos aprobará la solicitud.

Si lo que queremos es matricular un coche histórico, el procedimiento empezará por que el vehículo cumpla ciertas características, como tener más de 25 años, pasar la ITV y que un laboratorio oficial lo inspeccione y la comunidad autónoma lo catalogue, finalmente, como tal. Una vez conseguido este documento, se paga la tasa la correspondiente en Tráfico y se presentan, además, los pagos correspondientes del impuesto de circulación, fotografías del vehículo y permiso de circulación.

Por último, en el caso de los coches de segunda mano hay que saber que no es obligatorio matricularlos, porque ya lo están, pero sí se puede rematricularlos si lucen las placas antiguas. Habrá que presentar ante la DGT la solicitud de rematriculación, el pago de la tasa correspondiente, la tarjeta de la ITV y el permiso de circulación.

¿Cuánto cuesta matricular un coche?

Como hemos visto, hay que pagar una serie de tasas e impuestos durante este proceso de registro de un vehículo. ¿Cuánto cuesta matricular un coche en España? El precio de matricular un coche dependerá, en cada caso, del tipo de vehículo ante el que nos encontremos. La tasa de matriculación que se abona ante la DGT cuesta 98,78 euros y es un gasto fijo que se debe abonar en cualquier caso.

Después, para matricular un coche nuevo hay que pagar:

  1. El impuesto de matriculación, que varía dependiendo de las emisiones del vehículo. Así, si está por debajo de los 120 gramos de CO2 emitidos, no se deberá pagar este impuesto. En el año 2021, el precio medio que pagaron los españoles por el impuesto de matriculación fue de unos 549 euros.

  2. El impuesto de circulación, una responsabilidad fiscal anual que todos los vehículos deben abonar. Varía de localidad a localidad y oscila, dependiendo de la potencia del vehículo, entre los 20 euros y los más de 100 euros.

Por otro lado, el precio de matricular un coche en el extranjero también incluye el coste de pasar por la Aduana si el vehículo no es europeo. Además de pagar la tasa, la matriculación y los posibles impuestos a los que tengamos que enfrentarnos (el IVA del 21% del precio del coche, el de circulación, el de transmisiones si toca…), habrá que sumar la inspección ante la ITV (más de 100 euros) y el coste de la importación para tramitar el DUA, que será un 10% del valor del coche aproximadamente. Todo esto sin calcular que, si el coche viene de otros países fuera de Europa, habrá que pagar probablemente el viaje o traslado del vehículo en barco.

Por último, el precio de matricular un coche en España habrá que contemplar el pago de entre 30 y 60 euros por las placas de la matrícula, que habrá que ir a recoger a un centro autorizado una vez que la DGT haya aceptado nuestra solicitud de matriculación y la documentación sea correcta.


💡 Artículos relacionados

Si lo compruebas de antemano, te ahorras sorpresas desagradables.

Verifica la matrícula o el bastidor sin compromiso:
Ver ejemplo CARFAX