5 señales en un informe de vehículo que deberían hacer sonar las alarmas

El informe del vehículo es un documento imprescindible para tomar una decisión segura e informada. En el historial se reflejan todos los datos disponibles sobre el pasado del coche de segunda mano que vas a comprar, ayudándote a elegir el mejor vehículo para ti.

Informe de vehículo CARFAX

Historial de accidentes

El abanico de los sucesos considerados accidentes de tráfico es muy amplio: desde pequeños golpes hasta grandes siniestros. El resultado puede afectar gravemente al estado del vehículo y, por lo tanto, a su seguridad y vida útil.

A la hora de leer el historial del coche, hay que prestar atención a este apartado y cotejar la información con el estado del vehículo, para asegurarse de que este ha sido bien reparado. Se pueden pedir facturas del taller, cotejar las fechas de los accidentes y ver qué tipo de conductor era el propietario del vehículo.

Falta de registros de mantenimiento

Pasar las revisiones y el mantenimiento cuando indica el manual del fabricante es esencial para que el coche tenga una larga y buena vida.

Si en el informe del vehículo faltan los justificantes de las revisiones oficiales, puede ser que ese coche no haya disfrutado del mantenimiento que le corresponde. Esta situación puede afectar a su comportamiento en carretera y acortar su vida útil.

La falta de informes de revisión puede acarrear problemas posteriores que cuesten dinero el nuevo propietario y, al contrario, unas revisiones efectuadas a tiempo significarán que el vehículo ha sido bien cuidado.

La cifra del cuentakilómetros

La manipulación del cuentakilómetros es una estafa que afecta a los coches de segunda mano y puede poner en peligro al nuevo propietario. Para evitar problemas posteriores a la compra, siempre hay que fijarse en esta cifra en el informe del vehículo.

Hay que desconfiar si el coche tiene una cierta edad y un kilometraje muy bajo, sobre todo si presenta signos de envejecimiento en otros elementos mecánicos. Igualmente, el kilometraje y las sustituciones de piezas como los amortiguadores y los frenos podrían dar la clave si algo no cuadra.

Muchos propietarios en poco tiempo

El historial de propietarios es una de las informaciones que aparece en el informe del vehículo y puede dar muchas claves sobre su estado.

Todos los cambios de titular que se hayan realizado están registrados en las oficinas de Tráfico, por lo que no es difícil averiguar esta información.

Muchos dueños en poco tiempo pueden significar un uso abusivo del vehículo. A mayor número de propietarios, más probabilidades de que alguno no haya cuidado del coche como se debe.

Reservas de dominio o cargas

Las cargas financieras pueden impedir la compraventa de un coche de segunda mano. Es importante revisar la situación administrativa del vehículo en el informe.

Una de las cargas que puede pesar sobre un coche es un embargo provocado por una situación irregular de su propietario con la administración pública. Esta información es pública y se puede consultar en los servicios de tráfico de cada país, gratuitamente.

La reserva de dominio pesa sobre los coches que se han comprado con algún tipo de financiación. Hasta que la cantidad adeudada no se salde, el coche será propiedad de la financiera.

La tranquilidad que da el informe del vehículo

Revisar el informe del vehículo ayuda a conocer a fondo el coche de segunda mano que te vas a comprar. En este documento se pueden averiguar problemas, cargas, el estado real del coche.

A la hora de comprar un coche de segunda mano, es importante contar tanto con la experiencia de un profesional que pueda revisar la mecánica del vehículo como con un historial que dé cuenta de su pasado.

Ponemos el Historial del Vehículo al alcance de todos: desde 19,99 €

El precio inicial de un único informe CARFAX es de 19,99 €, pero puedes ahorrar hasta un 25 % por informe eligiendo un paquete. Además, esto te permitirá comprobar varios vehículos.