Página principalBlogCompra y ventaTodo lo que debes saber sobre la importación de coches
06 December 2021

Todo lo que debes saber sobre la importación de coches

El proceso de importación de un coche, sea nuevo o de segunda mano, puede llegar a ser largo y complejo si no se han estudiado todos los pasos a completar antes de la compra. Existen dudas sobre si, ciertamente, comprar un coche de importación sale rentable en términos económicos y la respuesta es sí, aunque dependerá del lugar desde el que se traiga a España, del precio de venta del vehículo y de un largo etcétera.

Datos nuevos y mejorados para coches importados

Accidentes y daños de vehículos importados de Alemania, Bélgica, Italia, Francia y muchos otros países europeos y de Norteamérica (EEUU y Canadá)

Introduce matrícula o bastidor

En este artículo se pretende detallar todo el proceso que hay que seguir para importar coches desde la Unión Europea o desde países terceros como Estados Unidos, visto que la importación de vehículos en España es una actividad que acumula cada año más volumen de operaciones. Según los datos de Statista, de todo el volumen de operaciones de bienes importados, la importación de coches y de piezas de automóviles representó el 11% en el pasado 2020, creciendo respecto al año anterior.

¿Qué es un coche de importación? Ventajas y desventajas

Un coche de importación es aquel que ha sido producido y, sobre todo, matriculado en otro país y que posteriormente ha sido importado en España, por ejemplo. Es decir, un vehículo fabricado en Alemania pero dado de alta y matriculado por primera vez en España no se considera de importación.

Existen dos datos para saber si un coche es de importación o no y, así, distinguirlo de un vehículo no importado. Uno está reflejado en la ficha técnica de los vehículos importados: en el apartado ‘Observaciones y reformas autorizadas’ aparecerá una indicación al respecto del proceso de importación. El otro se podrá consultar en el permiso de circulación, en el campo B, donde se señala la primera fecha de matriculación del coche de importación si esta ha sido fuera de España. Si quedan dudas sobre el origen del vehículo de segunda mano a comprar, se puede utilizar la herramienta de CARFAX para comprobar si un coche es de importación o no, entre otros datos.

Las ventajas de comprar coches de importación están relacionadas con el precio y los modelos de vehículos a disposición. Por ejemplo, importar un vehículo de Alemania es sustancialmente más barato que comprarlo en España y no solo hablamos de nuevos modelos, ya que los coches de importación de segunda mano también tienden a ser más económicos que en nuestro país. Y en lo que se refiere a modelos, destaca especialmente la importación de vehículos de Estados Unidos, donde existen versiones de marcas como Ford, Mustang, Cadillac o GMC y un largo etcétera que no llegan al mercado español.

Por otro lado, la gran desventaja de comprar un coche de importación es la complejidad del proceso, que se complicará más o menos dependiendo de si el vehículo se adquiere en la Unión Europea o fuera de ella. El procedimiento obliga a pasar por aduanas, pagar impuestos, revisar que el vehículo importado cumple con la normativa española… En los siguientes epígrafes se explica cómo importar un coche y cuáles son los gastos de importar un vehículo a España.


💡 Artículos relacionados


¿Cómo importar un coche a España? Trámites y requisitos

El proceso de importación de un vehículo no es sencillo, pero si se siguen paso por paso todos los trámites y se presenta toda la documentación requerida será más fácil importar el coche o la moto.

1. El primer paso, que es localizar el coche que nos gusta y cerrar el acuerdo de compraventa bien sea a través de un concesionario o de un particular si buscamos un coche de importación de segunda mano, depende de los gustos y necesidades de cada conductor.

2. Después, toca ver cómo traer el vehículo a casa. Si necesitamos importar un coche de EE.UU, el barco es nuestra única opción. El precio medio estimado en los portales especializados para importar un coche americano es de 1.500 euros. Si, por otro lado, compramos el vehículo en la Unión Europea, hay dos caminos para importarlo: conducirlo tú mismo desde el país de origen (planificando bien la ruta) o contratando un transporte en camión por entre 600 y 800 euros.

3. Una vez que ya hemos elegido el vehículo a nuestro gusto, hemos firmado el contrato de compraventa y sabemos cómo vamos a traer el coche a España, toca ponerse con los trámites, que son distintos si el vehículo de importación proviene de la Unión Europea o de fuera de ella.

Cómo importar un coche europeo

Para importar un coche de la Unión Europea necesitaremos toda la documentación que acredite la titularidad del coche (factura si es nuevo, contrato de compraventa si es de segunda mano) y nuestra documentación (DNI, pasaporte…). Después, habrá que pasar la ITV con el vehículo extranjero, donde habrá que presentar los siguientes documentos:

  • Permiso de circulación del país de origen.

  • Acreditación que el vehículo está homologado para circular en España (presentando el Certificado de conformidad Europeo (CoC), la ficha reducida o un documento de homologación personalizado para vehículos anteriores a 2002).

Al mismo tiempo, tocará abonar los impuestos correspondientes (te explicamos cuáles son en el siguiente epígrafe) y solicitar la matriculación del vehículo en España. Solo queda esperar a que la resolución sea favorable, ir a una tienda a pedir las placas para nuestro vehículo… ¡Y a circular! En la Dirección General de Tráfico podrás encontrar todos los enlaces a los documentos necesarios para completar cada trámite y requisito.

Cómo importar un coche americano

Si el coche que hemos elegido está en los Estados Unidos, el procedimiento para importarlo y matricularlo en España es muy similar, pero sí que será necesario cumplimentar algunos documentos específicos ya que se trata de un bien fuera del Espacio Económico Europeo. Con el coche ya comprado, resuelto el transporte y con los documentos de adquisición y titularidad en mano, toca conseguir el Documento Único Administrativo (DUA) cuando el vehículo pase por la aduana. Este papel será necesario para matricular el coche americano.

A partir de aquí, tocará pasar la ITV española presentando de igual manera el permiso de circulación y acreditando su homologación para conducir en España. Habrá que abonar los impuestos correspondientes y solicitar la matriculación del vehículo en España. Igual que en el caso de importar un coche de la UE, en la DGT se explica todo el procedimiento a seguir.

¿Cuánto cuesta importar un coche? Gastos e impuestos de importación

Es importante saber cuánto cuesta importar un coche antes de decidir si se quiere mirar en el mercado automovilístico extranjero o si se prefiere optar por los vehículos disponibles en nuestro país. Los gastos por importar un coche son muchos, empezando desde el pago del vehículo hasta la matriculación y siguiendo por los impuestos y trámites varios.

Ya hemos señalado en párrafos anteriores que el transporte de un coche de importación está entre los 600 y los 1.500 euros, sin contar con el seguro que ronda entre en un 1 y un 2% del valor del vehículo. Una vez en España, habrá que pagar por ir a la estación de la ITV (aquí puedes consultar la lista de precios actualizada para este año), cuyo precio ronda entre los 20 y 50 euros este año.

Después tocará pagar los impuestos asociados a la importación de un coche. Sea de donde sea el vehículo, habrá que abonar el correspondiente impuesto de matriculación en la Agencia Tributaria (que se paga de manera única según las emisiones del vehículo, aquí puedes consultar las tablas y porcentajes). Después, habrá que asegurarse de pagar el Impuesto de Circulación, que depende de los ayuntamientos.

En el caso de importar un coche americano, habrá que presentar el Documento único Administrativo (DUA) de la aduana, que acredita que el importador ha pagado los aranceles correspondientes. Según empresas de transporte, en el DUA se abona una cantidad del 2,5% del precio del bien importado siempre que el precio supere los 150 euros, además del 21% de IVA correspondiente. Se puede regularizar online y en la Agencia Tributaria hay instrucciones más en profundidad para conseguir el DUA.

Para los coches nuevos que llegan desde la UE será necesario pagar ante la Agencia Tributaria el modelo 309 o 300 para regularizar el IVA del vehículo si el concesionario donde lo hemos comprado no se ha encargado de ello. Si el coche es usado, según las instrucciones de la Unión Europea no será necesario abonar IVA en el momento de la compra, pero sí regularizar la situación a la llegada del vehículo en España pagando el correspondiente Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que ronde entre un 4 y un 8% dependiendo de la comunidad autónoma.

Por último, habrá que pagar en cualquiera de los casos planteados el impreso para la solicitud de la matriculación del coche. La matriculación de un coche importado, sea de la Unión Europa o de fuera de ella cuesta 99,77 euros.

Pese a todos estos trámites e impuestos, existen entidades bancarias que confirman que el precio de importar un coche en España es rentable en términos económicos y, dependiendo del modelo de vehículo que se busque, se pueden llegar a ahorrar hasta 3.000 euros en el proceso.

Así es la ITV de un coche importado

Aunque el vehículo que acabemos de comprar esté recién revisado, es obligatorio pasar por un centro de Inspección Técnica de Vehículos en España. La razón es la de conseguir una ficha técnica española para nuestro coche importado y, con ella, cumplimentar todos los trámites posteriores que hemos explicado en los párrafos anteriores hasta, finalmente, conseguir la matriculación del vehículo.

En la DGT se recoge que, independientemente de si el vehículo llega importado de EE.UU. o de la UE, habrá que superar esta prueba en cualquiera de los centros de ITV autorizados. El principal aspecto que van a revisar los técnicos de la ITV es que el vehículo esté totalmente homologado a las normas españolas de circulación: potencia, filtros antiemisiones y ruidos, los neumáticos que equipa, las luces y los faros… Si alguna características del coche se sale de las normas, habrá que homologarla y pagar este procedimiento aparte, aunque en un primer momento el precio de la ITV de un coche importado no difiere mucho de la ITV normal. Cabe recordar que sin la correspondiente tarjeta de la ITV en español y sin la pegatina sobre el parabrisas, no podremos matricular el vehículo.

¿Hay que contratar un seguro específico para coches importados?

Todo el procedimiento para importar un coche del extranjero y los pasos que hay que dar están relacionados entre sí. Antes de acudir a las estaciones de la ITV y poder salir de allí con la tarjeta correspondiente será necesario tener contratado, al menos, el seguro mínimo obligatorio exigido por ley en España, que es el de responsabilidad civil. Esta póliza no es específica ni distinta a la que se exige a otros vehículos españoles.

Sin embargo, tal y como señalan algunas entidades, puede costar algo de tiempo, trabajo y dinero encontrar una póliza de seguro que cubra nuestro vehículo importado. El procedimiento puede ser más largo si el coche es de Estados Unidos, ya que cualquier solucionar cualquier fallo podría convertirse en una odisea. En el caso de los coches europeos, quizás la búsqueda de un seguro sea más sencilla pero también se pueden tener problemas al buscar recambios de ciertas piezas.

Para no gastar demasiado, es conveniente ajustar las necesidades y la cobertura que buscamos en un seguro (si lo queremos a todo riesgo, si con el mínimo obligatorio nos sirve…), definir bien nuestro tipo de perfil de conductor y, sobre todo, comparar los precios de todas las compañías que oferten pólizas de seguros para coches de importación.


💡 Artículos relacionados

Si lo compruebas de antemano, te ahorras sorpresas desagradables.

Verifica la matrícula o el bastidor sin compromiso:
Ver ejemplo CARFAX