Página principalBlogCompra y ventaTodo lo que debes saber sobre la compra de coches de importación
19 abril 2021

Todo lo que debes saber sobre la compra de coches de importación

Si quieres ahorrar dinero al comprar un coche, a veces merece la pena echar un vistazo a los mercados de otros países, donde los precios de venta pueden ser hasta un tercio más baratos. En el caso de los coches de segunda mano, es importante tener en cuenta algunos aspectos y condicionantes.

Comprar un coche de importación en Europa puede salir rentable

La mayor fábrica de BMW no se encuentra en Baviera, sino en Carolina del Sur. Allí es donde se construyen principalmente los modelos del segmento SUV, que tienen una gran demanda en todo el mundo. Por esta razón, la empresa de Múnich es el primer exportador de coches de EEUU.

Este ejemplo muestra cómo la industria del automóvil está pensada globalmente, aunque esto solo se aplica a la producción de vehículos y no a los precios, que varían de un país a otro, especialmente en el espacio económico europeo. Un ejemplo de ello es que el mismo Volkswagen Golf es más barato en España que en Alemania y la razón de esta fluctuación de precios es la fijación de costes netos de los fabricantes, que se basa en el poder adquisitivo de cada mercado. En este sentido, la importación de coches puede ser una alternativa favorable, aunque tal vez esta regla solo se aplique a los coches de gran producción.

Precio medio anual de los coches usados por país

Precio medio anual de coches usados por pais

Se aplican las normas fiscales locales

A la hora de pagar los impuestos correspondientes por importar un coche, toca fijarse en las leyes del lugar de matriculación. Por ejemplo, si se compra y se matricula un coche en Italia habrá que pagar los impuestos del Pubblico Registro Automobilistico, pero si el vehículo va a Alemania se aplicarán las tasas estándar de allí. Hay que tener en cuenta los diferentes tipos de IVA, además, que hay en cada país europeo: del 25% en Suecia, del 21% en Holanda y España y sólo del 19% en Alemania. Estas diferencias pueden reducir el coste de los vehículos importados en al menos un 2%.

Una vez que el coche llegue al país de destino, hay que declarar el IVA en el plazo previsto por las administraciones. En el caso de España, cuando se compra un coche de importación de segunda mano no es necesario abonar el IVA, si no el correspondiente Impuesto de Transmisiones Patrimoniales; y, si se trata de un coche nuevo, hay que presentar el justificante del pago del IVA en el país de origen al matricular el vehículo, siempre que se compre el coche en Europa.

Si decides comprar en el coche en Europa e importarlo, se puede buscar en los diferentes mercados online o contactar con un concesionario especializado en coches de importación. Es importante que el concesionario sea vendedor directo y no un mediador, ya que en este último trabajan como intermediarios y no ofrecen ninguna garantía sobre los coches de importación.

Al comprar en el extranjero, siempre se deben comprobar los datos del establecimiento o de la plataforma online. Tiene que haber una dirección, datos de contacto, y un número de identificación fiscal. Si la información no está completa, se recomienda tener cuidado.

La aseguradora Allianz señala un último aspecto sobre el que prestar atención: si surgen conflictos legales, se aplica el ordenamiento jurídico del país donde se realizó la compra. Como el contrato de compra suele estar redactado en la lengua de ese país, puede ser necesaria una traducción, incluida la de la factura.

Nunca importes un coche usado sin una comprobación adecuada

Al comprar un coche de segunda mano, es importante cotejar la información de venta con el informe CARFAX, aunque este documento no sustituya a una prueba de conducción. Si no es posible, debido a la distancia, probar el coche, es conveniente solicitar al vendedor un informe de inspección técnica actualizado.

Comprueba sin compromiso si tenemos información sobre tu vehículo

Accede al informe completo

Según el Centro Europeo del Consumidor (CEC), la ficha técnica es uno de los documentos de matriculación obligatorios si el coche tiene más de tres años. En el caso de España, además, habrá que pasar la ITV de manera obligatoria antes de poder matricular el vehículo importado. Por añadido, al matricular el vehículo desde otro país de la UE, hay que presentar el certificado de conformidad CE o documento COC, que se puede solicitar al fabricante. Si este documento no existe (por ejemplo, en el caso de reimportaciones desde otros países de la UE o de vehículos adaptados), hay que presentar un certificado completo de un taller de inspección, con una ficha técnica. Por último, hay que presentar la notificación de adquisición intracomunitaria cuando se compran vehículos nuevos y que se puede obtener en la oficina de matriculación, según la EVZ.


💡 Aunque el término reimportación se utiliza de manera habitual en el lenguaje cotidiano, no siempre es correcto, ya que solo se aplica si se revende en el país donde se produjo. Por ejemplo: un Audi de Ingolstadt que se importa a Alemania desde Polonia se consideraría una reimportación. Un Seat, en cambio, sólo es una importación porque se fabrica en Martorell, cerca de Barcelona.


Precaución al comprar coches de importación a vendedores particulares

Si eres un aficionado de los coches, es probable que el modelo que busques no esté en un concesionario y que lo encuentres en manos de un vendedor particular. En este tipo de transacciones hay que comprobar el historial del vehículo a través de CARFAX, un dinero bien gastado para poder anticiparse a los fraudes habituales en las compraventas de segunda mano. Algunos falsos vendedores suelen un adelanto del precio de varios miles de euros para cubrir el transporte o por otros motivos sospechosos. En estos casos, hay que mantenerse a alerta, sobre todo si el vendedor insiste en recibir una transferencia bancaria rápida.

Los coches importados de USA son muy populares

Los amantes de los coches norteamericanos deberían asegurarse de recibir siempre una imagen y una información lo más exactas posibles del vehículo que van a importar de USA. Las reparaciones en Estados Unidos tienden a ser de una calidad inferior que en Europa y, también en este aspecto, el informe CARFAX es una buena base para la investigación.

Un total de 1,7 millones de vehículos con daños anteriores se han exportado de EE.UU. a Europa desde el año 2000. En el informe sobre el mercado de coches usados de CARFAX se puede analizar la evolución de los últimos cinco años. Detrás de estas cifras abstractas hay 1,7 millones de historias de personas que ahorraron para su coche nuevo durante mucho tiempo y recibieron un vehículo importado inferior y, a veces, incluso inseguro. El precio medio de importar un vehículo de USA es de 23.000 euros, según los datos de una plataforma web de coches de segunda mano que opera en 7 países europeos, lo que se traduce en casi 40.000 millones de euros invertidos en vehículos con daños previos.

Importaciones de EEUU a Europa: vehículos con riesgos

Número de exportaciones de EEUU a Europa

Otro consejo es calcular todos los costes adicionales al precio del coche antes de finalizar la compra. Los costes de importación pueden aumentar el precio de venta de en un coche comprado en el extranjero. En este epígrafe hay que incluir los impuestos de importación, los derechos de aduana, el seguro y los costes de transporte y la matriculación, por no hablar de los posibles gastos de conversión técnica. En los vehículos estadounidenses se trata de las luces, que se comprueba que cumplen con el requisito de inspección, los neumáticos o el sistema de navegación, que debe adaptarse al europeo.

El mismo principio se aplica a los valores máximos permitidos en Europa en cuanto a emisiones de CO₂ y nivel de ruido. Los vehículos estadounidenses no sólo son controlados en la aduana, sino que deben presentarse llevarse a un centro de Inspección Técnica de Vehículos para su matriculación. Esto también encarece el precio de compra. Hay que calcular que, de un coche de 15.000 dólares (13.800 euros al cambio), el coste se puede disparar hasta los 19.000 euros, dependiendo del país y de las obligaciones fiscales que haya que asumir.

Sin embargo, en el caso de importar un coche clásico de Estados Unidos, no hay que pagar derechos de aduana y también cuentan con un IVA reducido del 8%. Para disfrutar de esta bonificación, el coche importado debe estar en su estado original y sin modificaciones en el chasis, la dirección, los frenos o el motor. Además de tener más de 30 años o haber dejado de fabricarse. Según el club del automóvil alemán ADAC, hay que sumar el valor C.I.F. (C.I.F. significa coste, seguro y transporte), que se calcula a partir del precio de compra. Cabe añadir el seguro y los impuestos de la aduana.

Para organizar el transporte de un coche de Estados Unidos a la Unión Europea, se puede optar por un profesional que nos cobre entre 1.600 euros y 2.000 euros por las gestiones con un periodo de tiempo de entrega de mínimo 4 semanas. Se puede prescindir de este intermediario, pero el proceso de demasiado complicado y puede sacar de sus casillas a cualquiera.

Por ejemplo, importar un vehículo desde los Estados Unidos comporta los siguientes gastos:

  • el precio del coche

  • los transportes, desde EE.UU. hasta Europa y, una vez Europa, hasta España: unos 4.000 euros

  • las aduanas: 400 euros

  • conversiones y homologaciones: en torno a los 2.000 euros, según las piezas y las modificaciones

  • la ITV: dependiendo de la comunidad autónoma de residencia

  • el IVA correspondiente

  • los honorarios por una inspección ocular del coche a importar in situ: cerca de 3.000 euros

En resumen, al coste total del coche hay que añadir el de los varios impuestos (matriculación, circulación...) y más de 7.000 euros en otros conceptos como transporte, reparaciones, etc.

Además de la documentación del vehículo, el contrato y la factura, es necesario disponer del certificado de título (para coches importados usados) y el certificado de origen (para nuevos vehículos), que son documentos obligatorios para todas las importaciones.

Una vez que el coche importado está matriculado y autorizado para circular por las carreteras nacionales, con todos los impuestos al día, ya es posible disfrutar de él con la garantía de que todos los papeles están en regla y el vehículo no presenta ningún defecto que pueda acabar siendo un problema.

Comprueba sin compromiso si tenemos información sobre tu vehículo

Accede al informe completo

CARFAX Europe - CAR FOX

Si lo compruebas de antemano, te ahorras sorpresas desagradables.

Verifica la matrícula o el bastidor sin compromiso:
Ver ejemplo CARFAX