Página principalBlogCompra y ventaEstafas con coches de segunda mano - Ojo con estos timos
24 November 2022

Estafas con coches de segunda mano - Ojo con estos timos

Un coche de segunda mano se puede comprar en un concesionario o a través de un particular. La primera opción da ciertas garantías en la seguridad del proceso de compra, mientras que la segunda exige una atención más activa por parte del comprador para evitar estafas o fraudes. De todas formas, en un caso o en otro siempre es conveniente revisar el vehículo escogido y la documentación para no sufrir futuros problemas.

Las estafas más comunes durante la compra de coches

Como compradores, nos podemos encontrar con diferentes intentos de engaño en el mercado de los vehículos de segunda mano. Desgraciadamente, con el avance de las nuevas tecnologías y la venta online han proliferado nuevos tipos de estafas de coches por internet además de las ya conocidas, como el timo del cuentakilómetros. Ahora, puede ser que el anuncio que nos ha llamado la atención en una web de coches usados ni siquiera refleje un vehículo real.

Estos son algunas de las estafas más habituales que los compradores se pueden encontrar durante el proceso de compra de un coche usado:

  • El timo del cuentakilómetros: Esta estafa en la compra de un coche es de las más antiguas. Consiste en manipular el cuentakilómetros para que refleje una cifra menor a la real, poniendo en peligro al conductor y haciendo que pague de más.

  • La estafa nigeriana: No sucede solo en este mercado, pero la estafa nigeriana de coches ha creado grandes estragos. En resumen, el timador contacta con el vendedor del coche, interesado en comprarlo, y promete hacer la transferencia por el precio del coche. Sin embargo, alega que el banco le cobra una comisión por ser un traspaso de dinero extranjero y le pide al vendedor que abone la mitad de este interés, enviándole incluso copias de su documentación para que este se quede tranquilo. Al final, una vez que el vendedor paga su parte, el dinero por el precio del vehículo no llega nunca.

  • Problemas en la documentación: Este timo en la compra de un coche puede ser fácil de detectar si se disponen de los documentos de la DGT o del informe CARFAX. Por ejemplo, el libro de mantenimiento puede estar manipulado, por lo que estaremos comprando un coche mal revisado; o el número de bastidor puede no coincidir. En este caso, podría tratarse de un coche robado, que nos traerá muchos problemas después.

  • Coches que no existen: Esta es una de las estafas de coches por internet más habituales. El vendedor pone un anuncio con fotos y el comprador, convencido, paga una reserva o hace la transferencia del dinero, pero en realidad se trata de anuncio de venta falso y el vehículo no es real.

  • Vicios ocultos: Una de las estafas en la compra de un coche más comunes. El vendedor trata de ocultar defectos o averías graves que, además de poner en peligro al comprador, le harán gastar mucho dinero.

¿Cómo te pueden estafar al vender un vehículo?

Aunque, habitualmente, son los vendedores los que timan a los compradores durante la compra de un coche, el actual propietario del vehículo también puede sufrir estafas por parte de falsos interesados. Su modus operandi es muy sencillo: muestran intención de comprar el vehículo y acaban o bien suplantando la identidad del vendedor al pedirle sus datos o bien sustrayéndole dinero de la cuenta del banco.

La estafa en la venta de coches más conocida es la de Bizum, una herramienta de traspaso de dinero utilizada por casi todo el mundo. A través de Bizum o similares, el supuesto comprador finge enviar una cantidad de dinero en concepto de reserva, pero, si no estamos atentos y la aceptamos, puede ser que nos haya mandado una solicitud de dinero. Una vez que ha recibido nuestro dinero, el timador desaparece y no vuelve a dar señales.

Cómo detectar timos al comprar un coche de segunda mano

El paso más importante para detectar timos a la hora de comprar un coche de segunda mano es revisar que la documentación del vehículo es correcta y cerciorarnos de que esté en el estado que describe el anuncio.

Para ello, será importante probar el coche, observar que no hace ruidos raros ni falla durante el trayecto. Si podemos contar con la ayuda de un experto o un mecánico, que revise en motor y eche un vistazo bajo el capó, pues mucho mejor. Si el vehículo tiene los neumáticos o los amortiguadores desgastados, pero en el cuentakilómetros pone una cifra muy baja, deberíamos sospechar.

En el tema de la documentación, habrá que cotejar el libro de mantenimiento con los registros y ver si los datos, por ejemplo, del bastidor coinciden con los del vehículo. No está de mal pedir un informe del vehículo para comprobar la historia del vehículo y ver si algún dato no concuerda.

Cómo evitar que te estafen en la compra de un coche

Lo primero es asegurarse siempre de la fiabilidad del vendedor. Si es un establecimiento, podemos leer reseñas online o ver si disponen de un buen servicio de atención al cliente. Si es un vendedor privado, podemos atender a otros rasgos, como el que el coche tenga un precio demasiado bajo y parezca una ganga o que no quiera facilitarnos fotos, una prueba del vehículo, que nos exija pagos o garantías muy rápido o muy insistentemente…

Obviamente, habrá que revisar el coche de arriba abajo o pedir, en su caso, fotografías detalladas o incluso vídeos para asegurarnos del estado del vehículo. Lo bueno es que ahora, con un contrato de compraventa, tras el cambio de la Ley de Garantías de bienes de segunda mano, será el vendedor el que tenga que hacerse cargo de las reparaciones del vehículo durante el primer año después de la compra, siempre que no estén provocadas por el actual propietario.

Para estar siempre seguros, es conveniente solicitar un informe CARFAX y contrastar todos los datos disponibles sobre el vehículo que vamos a comprar. Igualmente, se pueden pedir los informes de la DGT a través de su sede online. Existe una modalidad gratuita con los datos básicos y otra, por la que habrá que pagar, con más información.

Qué hacer cuando te estafan con un coche de segunda mano

Si la estafa está relacionada con vicios ocultos o averías postventa, será tan fácil como acudir a la ley de Defensa de los Consumidores, presentar la documentación y reclamar la reparación de los daños. Esta ley también se aplica cuando hay un contrato de compraventa de vehículos usados entre particulares, no solamente atañe a los concesionarios. También es posible acudir a asociaciones como OCU o FACUA, para que nos ayuden durante el proceso de reclamación.

Cuando el problema del fraude ya involucra pagos a vendedores con coches ficticios o problemas similares, lo más importante es acudir siempre a la policía para poner una denuncia por estafa en la venta del coche y hablar con nuestro banco, para poner en conocimiento de ambas entidades lo sucedido y buscar las soluciones adecuadas. En este escenario, deberemos ser conscientes de que no siempre recuperaremos nuestro dinero.


💡 Artículos relacionados

Si lo compruebas de antemano, te ahorras sorpresas desagradables.

Verifica la matrícula o el bastidor sin compromiso:
Ver ejemplo CARFAX