Página principalBlogCompra y ventaComprar un coche de segunda mano: ¿qué hay que tener en cuenta?
13 diciembre 2022

Comprar un coche de segunda mano: ¿qué hay que tener en cuenta?

El mercado de ocasión español acumula buenos datos en ventas durante este año. Todos los meses han presentado crecimiento positivo en comparación con el año anterior o se han mantenido las transferencias de coches de segunda mano. Además, el precio medio del vehículo ha ido creciendo debido al aumento de la demanda.

Comprar un coche de segunda mano es una buena opción frente a la compra de vehículos nuevos gracias a dos ventajas: una reducción del precio de venta y la disponibilidad inmediata del coche frente a los retrasos en las entregas de los vehículos de nueva producción.

Sin embargo, a la hora de embarcarse en la compra de un vehículo usado hay que tener en cuenta varios aspectos. En el siguiente artículo, encontrarás consejos para comprar un coche de segunda mano y que el proceso sea un éxito, además de información sobre la documentación para comprar un coche o los trámites necesarios.

1. Qué debes hacer al comprar un coche de segunda mano

En el momento de comprar un vehículo usado hay que seguir varios pasos para evitar caer en fraudes o malas adquisiciones. Para saber qué comprobar al comprar un coche de segunda mano, aquí te dejamos varios consejos que podrás aplicar durante el proceso.

  1. Comprueba previamente la credibilidad del vendedor. Puedes buscar opiniones, si se trata de concesionarios, o buscar la identidad de las personas en internet, si se trata de particulares.

  2. Comprueba de dónde viene el coche. Si tienes el número de bastidor, comprueba la identidad del vehículo con CARFAX y averigua si se trata de un vehículo importado, un dato relevante para conocer el historial del vehículo.

  3. Comprueba que tiene toda la documentación disponible. Un coche usado, además de tener un buen anuncio en internet y fotos, deberá ir acompañado de los siguientes documentos: libro de mantenimiento e ITV, ficha técnica, permiso de circulación y pago al día del impuesto.

Antes de ver el coche, deberías, igualmente, hacerle algunas preguntas al vendedor. Estas son nuestras sugerencias:

  • ¿El coche está libre de accidentes?

  • ¿Qué defectos tiene el coche?

  • ¿Tiene el coche la ITV y cuándo debe pasarla de nuevo?

  • ¿Se ha revisado el coche?

  • ¿Están disponibles todos los documentos del vehículo?

  • ¿Se ha seguido el manual del propietario?

  • ¿Están todas las llaves disponibles y se entregan en la venta?

  • ¿Se ha modificado el vehículo y hay documentación?

  • ¿Cuándo se han cambiado los neumáticos y de qué tipo son?

  • ¿Se ha fumado en el coche?

2. Prueba de conducción de un coche usado: aspectos a tener en cuenta

Una vez que hemos encontrado un modelo que nos ha convencido y hemos comprobado qué tipo de vendedor tenemos enfrente, toca hacer el test drive del vehículo que queremos comprar. Probar los coches usados antes de finalizar la transacción es un paso que no nos debemos saltar, ya que conduciéndolo nos daremos cuenta de posibles fallos o problemas en la mecánica del coche.

Consejos a tener en cuenta antes de la prueba de conducción

  • Evita realizar el test drive durante las horas punta del tráfico. Consulta Google Maps para evitar imprevistos.

  • Presta atención a la previsión meteorológica y pospón la cita si las condiciones no son buenas.

  • Encuentra un copiloto, mejor si es experto en coches.

  • Comprueba si el coche cabe en tu garaje, de tenerlo.

  • No olvides probar la radio, el USB, la calefacción o el climatizador

  • Cuando conduzcas un coche eléctrico, comprueba previamente el nivel de carga de la batería.

  • Igualmente, conduce siempre con todos los papeles necesarios en el coche y comprueba que tiene seguro.

  • Aclara la cuestión de la responsabilidad en caso de que haya un accidente y, sobre todo, revisa la carrocería para comprobar si hay abolladuras previas que no sean tú responsabilidad.

  • Anota los datos de contacto del propietario, por si difieren del anuncio.

Consejos que debes aplicar durante del test drive

Ahora que ya hemos subido al coche y empezamos a conducir, no debes olvidar revisar:

  • El comportamiento inicial del coche. Asegúrate de que el motor no se ha calentado antes.

  • La transmisión y el embrague. Mira si los pedales y volante responden bien, si emite olores raros o humo.

  • Los frenos. Comprueba si responden bien o si habrá que sustituirlos en poco tiempo. Si es así, negocia el precio con el vendedor.

  • Comprueba que el coche se queda en carril soltando el volante en marcha, para ver si el coche tiende a desplazarse hacia un lado u otro.

  • Cambio de velocidad. Además de acelerar, mira cómo responde la suspensión y si el motor emite ruidos.

  • Comprueba todas las funciones: limpiaparabrisas, intermitentes, luces, ADAS...

  • En el caso de los coches eléctricos, observa durante la prueba de conducción lo rápido que se agota la batería cuando la radio, la calefacción o el aire acondicionado están en marcha. Este es un punto importante en invierno, porque da una indicación del alcance real.

3. Redacción y firma del contrato de compraventa

Un paso que no puede faltar en la compra de un coche de segunda mano es la firma del contrato de compraventa. Si lo compramos en un concesionario no habrá problemas, pero en el caso de adquirir el vehículo a un particular deberemos prestar atención a que en el contrato aparezca, como mínimo, la siguiente información:

  • Los datos personales de las partes contratantes, con DNI, nombre y apellidos.

  • Número de identificación del vehículo o número de bastidor y matrícula.

  • Descripción del vehículo: marca, modelo, tipo, color, motor, kilometraje, equipamiento opcional y accesorios.

  • La fecha.

  • Lista de daños o defectos existentes en el vehículo, como:

    • Daños por accidente.

    • Usos previos del coche.

    • Reparaciones realizadas por el propio vendedor.

    • La ausencia de la documentación, llaves, etc.

Una vez firmado el contrato, hay que hacer efectivo el traspaso de propiedad del vehículo. El trámite se realiza ante la DGT y cuesta 55,70 euros si es una moto, turismo o furgoneta, 27,85 euros para ciclomotores y un extra de 8,67 euros para los coches procedentes de Canarias, Ceuta, Melilla y Baleares. Se puede hacer presencial en cualquier jefatura de tráfico o en la sede electrónica de la DGT y es obligación del comprador llevarlo a cabo.

Para completar el trámite se debe solicitar el cambio de titular, presentar una copia del DNI o pasaporte del vendedor del vehículo, la factura o el contrato de la compraventa firmada por ambas partes y los modelos de Hacienda de pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

¿Puede anularse un contrato de compraventa de coche?

Para anular un contrato válido y legal ambas partes deberán estar de acuerdo en romperlo. Sin embargo, hay varios supuestos posibles en los que el comprador puede rescindir el contrato de compraventa de un coche de segunda mano: que se haya dado una estafa (como que sobre el vehículo pesen cargas económicas) o que tenga vicios ocultos. Puede ser que, al final, sea necesario acudir a un juez para resolver este tipo de situaciones.

4. ¿Cómo pagar un coche de segunda mano?

A la hora de pagar el vehículo se pueden dar diversos escenarios. El primero es que lo compremos en un concesionario y en el mismo establecimiento nos permitan financiar el pago y fraccionarlo. Aquí habrá que tener en cuenta, por ejemplo, los intereses. Si compramos el vehículo a un particular, habrá que pagar la cantidad íntegra en el momento a no ser que negociemos lo contrario con el vendedor. Recuerda que existe un límite para pagos en efectivo de 1.000 euros por lo que lo más viable será realizar una transferencia bancaria.

5. Otros aspectos a considerar en la compra de un coche usado

En el momento de comprar un coche de segunda mano habrá que tener en cuenta nuestro propio presupuesto y las necesidades que tengamos. Una vez que tengamos eso solucionado, hayamos escogido un coche y ya hayamos hablado con el vendedor y lo hayamos probado, el proceso estaría casi terminado. Eso sí, durante todo el largo camino hasta que por fin podamos disfrutar del vehículo, deberemos hacernos varias preguntas que veremos en el siguiente apartado.

Otro aspecto importante del procedimiento para comprar un coche usado es saber cómo empezar. Hoy en día, gracias a internet, hay miles de portales que gestionan las ventas de coches de segunda mano entre particulares. Algunas de las más conocidas son coches.net, autocasion.es o autoscout24.es. Los concesionarios también disponen de webs con sus modelos de segunda mano disponibles, aunque en este caso lo mejor es hacer la búsqueda cerca de nuestro lugar de residencia, para poder desplazarnos físicamente al establecimiento para ver el coche y probarlo.

Informes de vehículo a la hora de comprar un coche de segunda mano

No es obligatorio que el vendedor nos facilite un informe de vehículo, pero es de agradecer que, al menos, nos presente el informe gratuito que se puede conseguir en la DGT. Si queremos quedarnos más tranquilos, el informe CARFAX de vehículos te da toda la información que necesitas antes de comprar un coche usado solo con el número de bastidor o de matrícula. Desde si es de importación hasta si ha tenido accidentes, todo lo puedes saber en el historial de vehículos CARFAX.

Igualmente, tampoco es obligatorio que el coche tenga la ITV al día, ya que en cuanto lo compremos será responsabilidad nuestra y deberemos ir a pasarla cuando toque, pero sí es un gesto que puede dar confianza a la hora de comprar un coche usado, sobre todo a particulares. Recuerda que cuando los vehículos superan los 10 años de edad la visita a la ITV es anual y que circular con la pegatina caducada o desfavorable comporta multas de los 200 hasta los 500 euros.

Identificar defectos o accidentes en un coche usado

Aunque solo haya sufrido un pequeño impacto al aparcar, el coche ya no está libre de accidentes. Cualquier daño causado por un impacto externo que trascienda los defectos estéticos es un daño por accidente. Pero, ¿cómo puedes reconocer un coche accidentado?

En el caso de los coches procedentes de EE.UU. y Europa, si los datos están disponibles, el historial de coches usados de CARFAX documenta si el vehículo ha estado implicado en un accidente. Utilizar la base de datos de la DGT también puede ser de ayuda para descubrir estos fallos en el coche. Para reconocer tú mismo signos de un accidente en el vehículo que quieres comprar, deberás seguir estos pasos.

  1. Examina el coche a la luz del día para detectar abolladuras y arañazos.

  2. Pasa los dedos por la carrocería para detectar fallos.

  3. Detecta y busca óxido, sobre todo el parte baja del coche.

  4. Mira las juntas de puertas y salpicadero para ver si el vehículo ha sido repintado.

  5. Pasa un imán por la carrocería para comprobar si algún punto ha sido rellenado con masilla debido a un golpe.

  6. Si hay huecos de dimensiones más allá de lo regular entre ciertos componentes o partes del vehículo, probablemente este haya sufrido un accidente y la separación sea causa de una reparación.

  7. Fíjate bien en el dibujo del neumático: si está muy desgastado en un lado, es señal de que los neumáticos no ruedan uniformemente, lo que podría indicar daños en el chasis. Lo mismo ocurre con las llantas, que deben estar sin rayas y en buen estado.

  8. Si la puerta del coche no cierra con suavidad, será prueba de que se ha deformado en un golpe.

  9. Merece la pena echar un vistazo al compartimento del motor del vehículo. Si observas restos de soldadura o compresión, podría ser el resultado de una colisión.

  10. Al inspeccionar el vehículo, es aconsejable levantar la alfombra del maletero y comprobar si el suelo tiene soldaduras y puntos de óxido.

  11. Por último, es aconsejable ir acompañado de alguien que tenga un ojo experto.

¿Cuántos kilómetros debe tener un coche usado?

No hay una respuesta correcta a esta pregunta, porque depende de muchos factores, desde el uso anterior del vehículo hasta su edad. Sin embargo, un coche con un kilometraje alto necesitará cambios y sustituciones de algunas piezas costosas como los frenos, el filtro de aire, la caja de cambios o el catalizador, aunque el deterioro de algunos componentes dependerá de por dónde haya circulado el vehículo. En todo caso, cuanto más alta sea la cifra del cuentakilómetros más barato será el coche y viceversa: deberemos sopesar los pros y los contras.

En este aspecto será importante comprobar si ha habido algún tipo de manipulación del cuentakilómetros ya que podríamos enfrentarnos incluso a una situación de peligro en carretera.

¿Qué edad debe tener un coche usado?

¿Cuándo un coche usado es demasiado viejo? Aunque en España los coches de más de 10 años son los que más se venden por su bajo precio, lo mejor es apostar por modelos más jóvenes que tengan una vida útil más larga por delante. Eso sí, todo dependerá del uso del coche, de su estado y mantenimiento, de nuestros requisitos y nuestro presupuesto. Si se quiere ir a lo seguro, lo mejor será comprar un coche de entre cuatro y cinco años con un kilometraje no superior a 80.000 kilómetros.

6. ¿Comprar a particulares o en concesionario?

El punto clave que diferencia la compra de un coche usado en concesionario o a particular es que en los establecimientos especializados se habrán encargado de revisar el vehículo de arriba abajo para sacarle el mayor beneficio económico, mientras que el particular puede ser que no haya llevado las revisiones al día. Igualmente, en los concesionarios se encargarán de tramitar todo el papeleo y el comprador no tendrá que ocuparse más que de pagar y firmar el contrato.

Sin embargo, una ventaja de comprar a particulares es una mayor capacidad de negociación, lo que puede ser beneficioso para el comprador. No hay un lugar que sea mejor o peor para comprar un coche siempre que encontremos el modelo que nos gusta a un precio adecuado. Además, en ambos casos habrá que extremar las precauciones para asegurarnos de que el vehículo que nos llevemos esté en buenas condiciones o, por lo menos, no hayamos pagado de más por él.

Otra diferencia que hay que tener en cuenta es la garantía del coche usado, que cambia según lo compremos en concesionario, que será más larga, o a un vendedor particular. Lo vemos en el siguiente punto.

7. Garantía de un coche de segunda mano

En España ha entrado este año en vigor una nueva ley que modifica las garantías de los coches de segunda mano. Ahora, en el caso de la venta entre particulares el plazo de garantía del coche usado será de seis meses mínimo ampliables hasta un año si así se especifica en el contrato. En la venta en concesionarios, este periodo pasa a ser de dos años.

La otra gran diferencia que marca esta nueva ley es que el vendedor, sea particular o concesionario, deberá hacerse cargo de todos los vicios ocultos o posibles averías que sufra el vehículo durante el periodo de garantía, siempre que no sean culpa del nuevo propietario o que no estén especificados en el contrato de compraventa. Esto quiere decir que los compradores ya no tendrán que demostrar que ellos no provocaron la avería, sino que será responsabilidad del vendedor probar lo contrario. Este cambio en la ley protege mucho más a los compradores de vehículos usados y les permite completar las compraventas de vehículos con mucha más tranquilidad.

8. ¿A qué tengo que prestar atención al comprar un coche usado en el extranjero?

Como en cualquier otro proceso de compraventa, habrá que tener un contrato firmado y la factura si existe, además de la tarjeta de ITV del vehículo. Habrá que aportar también la documentación del vehículo y abonar el impuesto de Transmisiones Patrimoniales ante Hacienda. Con todos estos documentos, podremos acudir a la DGT y matricular nuestro nuevo vehículo de segunda mano importado.

Si el coche lo hemos adquirido fuera de la Unión Europea, será obligatorio presentar la documentación original del vehículo y el Documento Único Administrativo (DUA) expedido por la Aduana, salvo que en la tarjeta ITV conste la importación del vehículo.

Para tu seguridad, comprueba que la documentación del vehículo concuerda con lo aportado por el vendedor y que no hay motivos para sospechar, ya que podrías acabar cayendo en un fraude.


💡 Artículos relacionados

Si lo compruebas de antemano, te ahorras sorpresas desagradables.

Verifica la matrícula o el bastidor sin compromiso:
Ver ejemplo CARFAX