Página principalBlogCompra y ventaLa guía definitiva para vender tu coche usado
05 May 2022

La guía definitiva para vender tu coche usado

¿Estás pensando en vender tu coche usado? Lo más importante al vender un coche de segunda mano es el valor de mercado. Una vez que sepas cuánto vale tu coche podrás decidir dónde, a quién y cómo venderlo. Para asegurarte de que obtienes el dinero que necesitas, repasaremos los puntos individuales del proceso de venta y responderemos a tres grandes preguntas:

  • 1. ¿Cuánto vale mi coche?

    • Calcula el valor de mercado en las páginas web de compraventa de coches

    • Utiliza una calculadora gratuita para averiguar el valor del coche

    • Contrata un tasador o perito de vehículos

  • 2. ¿Dónde puedo vender mi coche?

    • En páginas de compraventa online

    • Como intercambio por el vehículo nuevo en el concesionario

    • Vender un coche entre particulares

    • Venta de coches usados a los desguaces

  • 3. ¿Qué tengo que tener en cuenta al vender un coche?

    • El cambio de titularidad

    • Vender un coche financiado/con reserva de dominio

    • Vender un coche a un extranjero

    • Vender un coche con poder notarial

    • Vender vender un coche heredado

    • Vender un coche roto o sin ITV

    • Vender un coche sin permiso de circulación

1. ¿Cuánto vale mi coche?

Una manera rápida de conocer el valor venal de tu coche es acudir a las tasaciones del BOE, en las que se puede consultar el precio de un coche usado dependiendo de su marca y su modelo. Sin embargo, para calcular el precio de tu coche, hay que fijarse en muchos más factores, como los extras, el uso que le hayas dado o incluso si has sufrido algún tipo de accidente con él.

Afortunadamente existen numerosas alternativas para calcular el valor del coche más acertado para la venta. Aquí tienes algunas de ellas.

Calcula el valor del coche en las plataformas de compra de coches usados online

  1. Coches.com

  2. Compramostucoche.es

  3. Autoscout24.es

Utiliza la calculadora de valor del coche gratuita con resultados instantáneos

  1. Seisenlinea.com

  2. Tasar-coche.renault.es

  3. Dieselogasolina.com

Como ejemplo para calcular el precio de un coche, hemos escogido uno de los modelos más vendidos en España: un Seat Ibiza con carrocería familiar. Hay que saber con exactitud el tipo de modelo, cilindrada y motor para poder incluir los datos en estas páginas. Es cierto que en algunas de ellas, no en estas tres calculadoras seleccionadas, el comparador de precios nos pedirá algunos datos concretos, fotos del vehículo o incluso el número de la matrícula.

En el caso de tener un Seat Ibiza 1.0 Eco TSI S&S Reference 95, estos son los diferentes resultados de las tres calculadoras que podemos utilizar.

  • En Seisenlinea nos piden incluir el año de matriculación escogiendo entre varios periodos. Si nuestro coche es de entre el 2013 y el 2014, el valor venal del mismo será de 2.544 euros para su venta de segunda mano. Esta calculadora es muy sencilla de utilizar pero es cierto que no contempla ni el estado actual del coche ni sus extras, por lo que la tasación final podría aumentar o incluso bajar.

  • Para el mismo vehículo, en la página de Renault nos pedirá seleccionar un concesionario del listado antes de darnos el precio, que en este caso es de 6.584 euros. En el formulario se nos permite incluir muchos más detalles, como posibles extras o daños. Es cierto que no funciona por año de matriculación, si no por kilómetros registrados en el cuentakilómetros.

  • Por último, en Dieselogasolina nuestro coche tendrá un valor según Hacienda de 1.520 euros. Aquí no se permite incluir ningún dato que no sea el modelo del coche y el combustible que gasta el motor.

Acabar el proceso para conocer el valor aproximado de tu coche usado en el mercado es relativamente rápido y sencillo pero, como se ha podido observar, los resultados no son iguales. Hay más de 4.000 euros de diferencia entre uno y otro, por lo que se deben encontrar los detalles que hagan que el precio de venta de nuestro vehículo se acerque más al precio más alto que al más barato. El kilometraje será un aspecto determinante que no en todas las calculadoras se pide, como hemos visto, pero también entrarán en juego los extras o el estado del coche, así como la documentación, la prisa que tengamos por vender

Para resolver algunas de estas dudas, lo mejor será acudir a un perito o tasador oficial.

Contrata a un tasador o perito de vehículos

Un especialista en automóviles puede ayudar a encontrar el precio justo de mercado para tu coche usado. Un perito de automóviles cobra alrededor de unos 100 euros por tasar un coche de manera simple, aunque el precio del servicio puede aumentar según la provincia en la que lo contrates. Lo mejor es consultar varios precios antes de decidirse por contar con la experiencia de un tasador, aunque obviamente adjuntar un documento firmado y sellado por un perito dará más solidez al precio de venta que decidas para tu coche usado.

Una vez que hayas conseguido decidir cuál va a ser el precio de venta de tu coche, has de elegir a través de qué canal vas a venderlo.

2. ¿Dónde vender mi coche usado?

La duda sobre dónde vender un coche de segunda mano y, por supuesto, al mejor precio es habitual entre los vendedores. Existen las siguientes opciones de venta:

  1. Plataformas de compraventa online

  2. Intercambio en el concesionario

  3. Venta directa a particulares

  4. Venta a chatarreros y desguaces

En las webs de compraventa online

Entre las publicaciones más reputadas en venta de vehículos de ocasión se encuentran Coches.net, AutoScout24.es, Autocasión.com o Motor.es. Ofrecen diversas modalidades de publicación de anuncios por diversos precios, incluso con un periodo gratuito en el que mantendrán tu anuncio de venta visible en su web.

En AutoScout24.es existe una página de preguntas más frecuentes donde se pueden resolver todas las dudas antes de publicar el anuncio de nuestro vehículo y además esta web no cobra ni al anunciante ni al futuro comprador, siendo todo el proceso completamente gratuito.

Motor.es, por otro lado, exige a sus anunciantes cumplir con una serie de normas que se pueden consultar en su web y además dispone de una herramienta para tasar el vehículo antes de publicar el anuncio y así ver si el precio que pedimos se ajusta a la realidad.

Coches.net es una de las redes más grandes en España para vender y comprar coches de segunda mano. Dispone de una interfaz muy sencilla de utilizar y los anuncios también son totalmente gratuitos.

Muchas cadenas de concesionarios nacionales y grandes concesionarios locales también anuncian la compra de coches por Internet. Puedes cambiar tu viejo coche por uno nuevo en el momento de la compra o dejar que sean ellos los que gestionen el proceso de compraventa.

Como intercambio en el concesionario

Si el concesionario acepta tu antiguo coche a cambio de comprar uno nuevo, seguro que compensarán el precio de compra. Este canje es una opción conveniente para los compradores de nuevos vehículos, ya que no tienen que ocuparse de la venta de su coche usado, lo que ahorra tiempo y nervios, ante todo. Evitar gestionar los anuncios, coordinarse con los futuros compradores o discutir por el precio siempre es un alivio.

Obviamente, los concesionarios aceptarán vehículos que puedan vender con facilidad a posteriori, por lo que es importante que te asegures de que aceptarán tu coche durante la compra de un nuevo automóvil, ya que puede ser que si tu modelo es demasiado extravagante, por su color por ejemplo, o especial por sus características, no lo acepten.

Bien es cierto que mientras estén activas las ayudas para la compra de coches eléctricos, cualquier concesionario aceptará un vehículo contaminante a cambio de la compra de un modelo que cumpla con los requisitos del Plan Moves III. En este caso, entregar un coche para achatarrar al concesionario donde compremos un eléctrico o un híbrido aumentará la cuantía de las ayudas del Gobierno.

Venta a compradores particulares

Si prefieres encargarte tú mismo del proceso de venta de tu coche usado, tendrás que enfrentarte a un procedimiento del que es importante conocer todos los aspectos organizativos. ¿Cuál es la mejor manera de empezar?

1. Preparativos necesarios para vender tu coche

Lo primero es pensar en qué páginas web quieres anunciarte, algunas de las más populares son las que hemos recogido en la primera parte de este artículo, aunque siempre puedes bucear online y encontrar la que más se ajuste a tus necesidades. También puedes utilizar otro tipo de plataformas de venta de objetos de segunda mano, como Milanuncios.com o Wallapop, donde es habitual encontrar vehículos en venta. Antes de publicar el anuncio, piensa si estás dispuesto a negociar el precio y cuánto.

Al publicar el anuncio, tienes que prepararte para recibir muchas llamadas o mensajes, algunos de ellos extraños, sobre todo si tu modelo de coche es especial.

Una vez que agendes una visita con un comprador potencial, seguro que este querrá probar el coche. Te agradecerá consejos sobre una posible ruta si no conoce la zona y por supuesto deberás acompañarle. Para evitar problemas, se recomienda hacer un contrato antes de que el potencial comprador pruebe el coche, por si se produce algún tipo de daño durante la conducción. Como vendedor, también deberías pedir el permiso de conducir del potencial comprador.

Más allá de estas consideraciones, debes preparar tu coche para la venta. Cuanto mejor sea el aspecto del vehículo, más posibilidades tendrás de venderlo. Así que merece la pena arreglar las abolladuras y los arañazos y limpiar el interior. Igualmente, será importante mostrar la pegatina en vigor de la ITV, cambiarle el aceite, tener un neumático de sustitución e incluso poder mostrar el libro de mantenimiento o la tarjeta de la ITV para mostrar pruebas que respalden el valor de venta de tu coche y le quiten al vendedor motivos para regatear.

2. Todo lo que debes tener en cuenta para anunciar tu coche usado

Ya estás preparado para la venta de tu coche particular. Ahora toca presentarlo lo mejor posible. Lo primero que hay que hacer es lavar el coche, luego limpiar el interior y hacer las fotos. Elige un día nublado, porque la luz del sol provoca demasiados reflejos.

Necesitas las siguientes fotos para el anuncio de tu coche:

  1. Foto principal, preferiblemente tomada de frente y ligeramente desde abajo (vista de rana)

  2. Foto de la parte delantera y trasera (una de ellas con las luces encendidas)

  3. Desde ambos lados

  4. Fotos de todas las llantas y de los neumáticos, idealmente con una moneda de dos euros para mostrar la profundidad del dibujo

  5. Fotos del interior desde el lado del conductor: delante y detrás

  6. Fotos del interior desde el lado del pasajero: frontal y trasero

  7. Fotos del salpicadero, del volante y del sistema de infoentretenimiento

  8. Foto del tubo de escape, el maletero y la parte trasera del vehículo

  9. Fotos del juego de neumáticos adicional y de los elementos de equipamiento valiosos, si los hay

  10. Fotos de los daños y reparaciones realizadas

Toca ponerse con la descripción del vehículo: averigua todos los datos técnicos de tu coche y escribe un párrafo que se corresponda con la realidad, que sea llamativo pero sin exagerar. Encontrarás toda la información necesaria en los documentos del coche como el permiso de circulación.

Para el anuncio de tu coche usado necesitarás los siguientes datos:

  1. Marca y nombre del modelo, por ejemplo Seat Ibiza 1.0 Eco TSI S&S Reference 95

  2. Fecha de la primera matriculación

  3. Kilometraje

  4. Número de propietarios que haya tenido el coche

  5. Tipo de combustible

  6. Información sobre el motor: capacidad, kW/PS…

  7. Tipo de caja de cambios

  8. Distintivo ambiental

  9. Consumo de combustible y emisiones de CO2*

  10. Tracción (delantera, trasera o total)

  11. Si tiene acoplamiento de remolque disponible

  12. Designación de la variante de equipamiento y lista de extras opcionales

* Aquí habrá que ofrecer los datos del nuevo ciclo de emisiones aplicable en España, el WLTP. También se pueden dar las cifras NEDC si se disponen, ya que eran el anterior sistema vigente. Esta información es importante ya que muchos compradores quieren conocer las emisiones de su vehículo, sobre todo de cara las nuevas normas y restricciones a la circulación de los modelos más contaminantes.


💡 Como vendedor, estás obligado a informar al comprador de todos los defectos y daños sin que te lo pidan. Desde enero de 2022, cuando entró en vigor la nueva ley de garantías de vehículos de segunda mano, deberás hacerte cargo de cualquier reparación o fallo que se considere vicio oculto durante el primer año de uso del coche, aunque este periodo deberá especificarse en el contrato. Describir tu coche correctamente se ha vuelto aún más importante que antes.


Tu texto de venta podría ser así, por ejemplo:

"Se vende un Seat Ibiza 1.0 Eco TSI S&S Reference 95 en buen estado, con cambio de marchas manual y carrocería familiar. Soy el primer propietario del vehículo, está libre de accidentes y revisado para su venta, con cambio de neumáticos incluido. Hay una tasación disponible y se ha cumplido con el mantenimiento. Tiene la ITV al día."

Todos los demás detalles pueden presentarse en fotos o como un listado de puntos. Ten en cuenta que esto es sólo un ejemplo.

3. Aspectos organizativos de la venta de tu coche

Una vez publicado tu anuncio, es hora de ocuparse de otras cosas importantes como la redacción del contrato de compraventa y la documentación para vender el coche. Lo más importante a primera vista es:

  • Si el vehículo se entrega con algún defecto hay que reflejarlo en el contrato y debe quedar claro que el comprador lo acepta así

  • Debes hacer constar el estado del coche en el contrato, así como la fecha y hora exactas de la entrega

  • Debes indicar que se trata de una venta privada

  • Deberías tener un testigo o alguien que acredite la transacción

  • Debes informar de la venta a tu compañía de seguros del coche y a la DGT a través de los correspondiente formularios

Asegúrate de que tienes todas las llaves y los papeles para la compraventa del coche preparados:

  • Permiso de circulación

  • Certificado de la ITV

  • Tarjeta de Inspección Técnica (tarjeta verde)

  • Recibo de impuesto municipal de circulación

  • Cambio de titularidad

  • Notificación cambio de titular

El día de la venta:

  • Prepara el coche, todos los documentos y las llaves

  • Lleva el contrato de venta

  • Entrega los papeles del coche solo si el comprador hace efectiva la transferencia o te entrega el dinero

  • Si se trata de dinero en efectivo, comprueba que no sea falso

  • Haz efectivo el cambio de titular o asegúrate de que el comprador lo hace

¿Todo esto es demasiado trabajo para ti porque tu viejo coche apenas vale un euro?

Vender el coche a un chatarrero o al desguace: ojo con los fraudes

Cuando un coche está excesivamente dañado y no merece la pena intentar venderlo, apostar por llevarlo a un desguace no es solo una buena opción sino, a veces, la única posible. Y es que no es posible dejar el coche abandonado o aparcado en cualquier lado y olvidarse de él, ya que nos expondremos a recibir una multa. Además, hay que ser responsable y desguazar correctamente nuestro viejo vehículo para cuidar del medio ambiente.

Al llevarlo al desguace nos darán el precio que consideren que pueden sacar por las piezas que todavía estén en buen estado: el valor del coche en un desguace no suele ser muy elevado. Lo mejor es optar por instalaciones oficiales, inscritas en el registro, para asegurarnos de que la gestión y sobre todo la baja definitiva del vehículo se tramitan adecuadamente. En este caso, tendremos que aportar el permiso de circulación, la ficha técnica del vehículo y nuestro DNI.

Si el precio del coche en el desguace es escaso, podemos probar suerte con algún chatarrero, para ver si conseguimos sacar algo más de dinero por las piezas, como la radio o los asientos. Entregarles el coche por completo puede ser un error ya que pueden no realizar el papeleo correspondiente. En este caso, tendrás que pedirles un certificado de destrucción, llevarte las matrículas e ir a tramitar la baja definitiva del vehículo por tu cuenta.

Por último, deberás tener cuidado con los agentes que anuncian que compran coches averiados o para chatarra, ya que se puede tratar de un fraude. La mayoría de las veces, estos agentes revenden los vehículos usados en el extranjero, donde normalmente no pueden cobrar precios elevados y donde la ley es mucho más laxa a la hora de controlar si la documentación de un coche está en regla. Es mejor evitar estos establecimientos y vender el coche a entidades oficiales.

3. ¿Qué tengo que tener en cuenta al vender un coche?

No todas las ventas de un coche de segunda mano son iguales, ya que existen muy diferentes circunstancias bajo las cuáles completar la transacción. Estas son algunas situaciones a las que te puedes enfrentar durante la compra o la venta de un coche de segunda mano.

Atento al cambio de titularidad

A la hora de llegar a un acuerdo entre particulares debes distinguir si tu comprador es de confianza o proviene de tu círculo de conocidos, o si no. En el primer caso, quizás puedas tomarte este paso con más calma, pero de todas formas es importante realizar este trámite. Cuando se vende un coche de segunda mano entre particulares, es imprescindible informar del cambio de propietario a la DGT. El proceso se puede llevar a cabo a través de su sede electrónica y es el nuevo comprador quien tiene que llevarlo a cabo, pero como vendedor deberías estar atento: puede ser que te lleguen multas por infracciones que no has cometido si el nuevo conductor no ha cambiado los datos del vehículo. El cambio de titularidad se realiza cuando el contrato está firmado y la transferencia del dinero, hecha. El cambio de nombre de un coche cuesta 54,60 euros.

Igualmente es importante informar inmediatamente a la compañía de seguros sobre la venta del coche asegurado y dar de baja la póliza. Si todavía te quedaban meses por disfrutar, puedes traspasarlos al nuevo conductor o pedir un reembolso ante la compañía: lo mejor será que lo consultes directamente con tu empresa aseguradora.

Vender un coche con reserva de dominio

Si para pagar el coche que quieres vender lo has financiado u has obtenido algún tipo de préstamos por parte del concesionario o del banco, hay ciertas cosas que debes saber antes de iniciar la transacción. Cuando se financia la compra de un coche, sobre este pesa la llamada reserva de dominio: una cláusula del contrato de compraventa por la que la entidad bancaria o financiera recibe derechos sobre el bien financiado (en este caso, un coche) hasta que la deuda se haya resuelto. Es decir, hasta que no pagues el préstamo, el coche es del banco o de la entidad.

Antes de todo, has de saber que no es posible vender un coche con reserva de dominio, aunque no todos los vendedores hacer caso a esta norma. Si eres tú el que ha comprado un coche sobre el que pesa una reserva de dominio, tendrás que acudir a la DGT para consultar las cargas financieras del vehículo que hayas comprado. Puede ser que el vendedor haya saldado su deuda con la financiera, pero es necesario realizar con ella el trámite correspondiente para dar por finalizada esta cláusula. En el caso de que no se haya realizado esta gestión, deberás ponerte en contacto con el anterior propietario del coche para asegurarte de que no hay problemas en un futuro.

Vender un coche a un comprador extranjero

Debes diferenciar entre vender un coche a una persona extranjera que resida en España o a venderlo directamente a otro país. En el primer caso, no hay ningún problema ya que el procedimiento será siendo igual que si el comprador fuera español.

Pero en el supuesto de vender tu coche usado al extranjero, el proceso se complica. Mientras que en el primer caso se aplicaría el procedimiento de venta habitual descrito en los párrafos anteriores, al vender en el extranjero hay que tener en cuenta algunas cosas, sobre todo si vendes tu coche usado a un país que no forme parte de la UE. Algunos factores importantes son los gastos de transporte o impuestos en las aduanas, además de los trámites ante Tráfico.

Si al final tu vehículo usado va a ser un coche para exportar, lo más importante es que recuerdes que tienes que darlo de baja por exportación en la DGT. Después de completar este trámite no se puede dar marcha atrás, por lo que es aconsejable que lo hagas cuando efectivamente el coche esté vendido. Otros aspectos importantes son:

  • Ten siempre toda la documentación personal, incluida la del comprador

  • Cuenta con testigos

  • Si el comprador pide una prueba de conducción, debes estar presente

  • Pide el dinero en efectivo en el momento de la compra y comprueba que no es falsificado

  • Sólo cuando hayas comprobado que el pago es correcto podrás entregar los papeles

Ten en cuenta también que si vendes a un tercer país fuera de la UE, tu coche debe tener una inspección general válida o de lo contrario, el comprador no podrá solicitar las correspondientes matrículas con motivo de la exportación. Si tu coche no tiene la ITV, lo más fácil es venderlo en un país de la Unión Europea. En el caso de los coches antiguos, los concesionarios pueden ser de gran ayuda durante el proceso de venta, recomendamos leer nuestro artículo al respecto.

Vender un coche con poder notarial

Si el coche que quieres vender no es tuyo y el titular es algún familiar o conocido, puedes hacerte responsable de la transacción si cuentas con un poder notarial. En España, conseguir un poder notarial para la venta de un vehículo de segunda mano cuesta entre 25 y 50 euros, dependiendo de la provincia donde trabaje el notario.

Para conseguir un poder notarial que permita vender el coche usado en nombre de otra persona hay que contar con tres componentes fundamentales:

  • El artículo que se vende: el coche usado

  • La persona a la que se va a representar (por ejemplo, tu padre), con el correspondiente DNI

  • La persona representante, que se ocupará de firmar la venta, con su DNI

También es posible solicitar un poder para que alguien te represente durante la venta del coche. Habrá que tener en cuenta lo siguiente:

  • Poner el acuerdo por escrito y hacerlo de manera oficial ante notario

  • Elegir si el poder tiene caducidad indefinida o duración determinada

Los poderes notariales se pueden revocar en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia.

Vender un coche heredado

A la hora de vender el coche de una persona fallecida deberás primero aceptarlo como herencia, ya que no podrás completar la transferencia del vehículo si no eres el propietario oficial. Una vez que hayas completado todo el papeleo para ser el nuevo propietario del coche, deberás volver a hacer el trámite para transferírselo al nuevo comprador. Es decir, deberás pagar dos cambios de titularidad ante la DGT, que cuestan 55 euros cada uno.

Eso sí, recuerda dar de baja el seguro del coche e informar a la DGT del nuevo cambio de titularidad, completar todo el registro y firmar el correspondiente contrato de compraventa. Una vez que hayas aceptado el coche heredado, el proceso de venta es como el de cualquier coche de segunda mano particular.

Vender un coche averiado o sin ITV

Dependiendo de la edad de un coche usado y del uso que haya tenido, se puede producir averías graves que impidan que su venta sea sencilla. De todas formas, hasta los vehículos averiados o aquellos que no han conseguido pasa la ITV pueden encontrar compradores, como son los desguaces. Eso sí, antes de vender, asegúrate que el desguace está suscrito a la red de operadores oficiales para evitarte problemas con el papeleo o que tu vehículo acabe como un coche zombi.

Si tratas de vendérselo a un comprador particular tienes que ser sincero con él y enseñarle todas las averías, así como las facturas de las posibles reparaciones que hayas pagado. Es importante saber que un vehículo que no consigue pasar la ITV o un coche usado que ya ha sido dado de baja de manera permanente no puede circular, bajo graves amenazas de sanción. Lo más seguro es dirigirte a un desguace: en este artículo te explicamos a qué tienes que prestar atención al vender tu coche a un desguace.

Vender un coche sin permiso de circulación

En principio, no hay problema en vender tu coche usado sin el permiso de circulación, aunque esto puede reducir su valor de venta. Puedes contar con esta reducción en el precio o tratar de encontrar un documento de sustitución. La gestión se realiza de manera sencilla en la sede electrónica de la Dirección General de Tráfico.

Si solicitas un duplicado del permiso de circulación por robo del vehículo, habrá que interponer la correspondiente denuncia. Si es por pérdida, simplemente habrá que acudir a la Jefatura provincial de Tráfico o completar el trámite por internet, haciendo clic en este enlace.

Necesitarás los siguientes documentos:

  • Un sistema de identificación electrónica, como el DNI electrónico o la clave PIN

  • Haber abonado las tasas

  • Ser el propietario o titular del vehículo afectado

  • Una copia de la denuncia en caso de que se trate de robo

Desde la DGT se encargarán de enviar toda la nueva documentación a la dirección que indiques durante el proceso, que suele tardar unas 2 semanas en completarse. Así, en 15 dispondrás de tu nuevo permiso de circulación para añadirlo a los documentos durante la venta del coche.


💡Artículos relacionados

Si lo compruebas de antemano, te ahorras sorpresas desagradables.

Verifica la matrícula o el bastidor sin compromiso:
Ver ejemplo CARFAX