Página principalBlogComprobaciónLlamada a revisión de vehículos: qué es y cómo puedes comprobarla
10 November 2022

Llamada a revisión de vehículos: qué es y cómo puedes comprobarla

Una llamada a revisión de un vehículo ocurre cuando, bien un modelo concreto de coche o varios, tiene un problema que compromete su seguridad. Cuando se detecta este fallo, el fabricante o la administración pública hace una llamada a revisión para que el propietario lleve su coche a que sea puesto a punto de nuevo. Esta revisión puede afectar a todos los modelos fabricados en un año, a los de una marca general, a una serie o modelo concreto...

Los datos importantes sobre las retiradas de coches, de un vistazo:

✔️ El número de retiradas ha aumentado durante años.

✔️ En el caso de los coches de segunda mano, tienes que buscar proactivamente si el coche ha sido afectado por una retirada del mercado.

✔️ En caso de riesgo para la seguridad, AECOSAN o la DGT inician una retirada de productos. El propietario del vehículo es informado por correo y debe llevar el vehículo al taller.

✔️ Los medios de comunicación informan y dan la noticia.

✔️ No hay derecho a un vehículo de sustitución ni a gastos de viaje. Las compensaciones en estos casos son escasas.

¿Cuáles son los tipos de llamadas a revisión relacionadas con el automóvil?

Los neumáticos influyen mucho en una conducción segura. Parece obvio decirlo, pero como parte del coche que se conecta a la carretera, los neumáticos desempeñan un papel importante en el nivel de seguridad general del vehículo. Las características de seguridad del vehículo, como la tracción total, la AWD y los frenos antibloqueo, pueden ayudarte a estar seguro al volante, pero si tus neumáticos están dañados, mal construidos o no son adecuados para las condiciones de la carretera por la que conduces, no estarás tan seguro como deberías.

Mientras que las retiradas de los airbags y los frenos reciben más atención de los medios de comunicación, las retiradas de los neumáticos ya instalados en el coche son más comunes de lo que crees. Algunos de los principales problemas de neumáticos que han provocado retiradas de los mismos son abultamientos en la banda de rodadura, separación de la banda de rodadura del neumático, grietas en los flancos y fugas de aire. Todos ellos pueden aumentar el riesgo de accidente.

También son habituales las llamadas a revisión y retiradas del mercado de asientos para niños, techos solares, remolques, volantes y mucho más. Aunque no esté instalado en el vehículo, cualquier llamada a revisión de cualquier pieza puede afectar a tu seguridad y a la de los pasajeros, por lo que es importante que solucionar el fallo a la mayor brevedad posible.


💡 El mayor retiro de coches del mundo se inició a causa de los airbags defectuosos de Takata. La campaña de retirada del mercado comenzó hace diez años y ha continuado hasta hoy, porque siguen apareciendo nuevos casos del problema. Actualmente, hay 30 millones de vehículos afectados y el motivo es que el generador de gas del airbag no funciona correctamente. Doce fabricantes de automóviles afectados están investigando si deben llevarse al taller los modelos de su marca y cuáles. Según los medios de comunicación, el error ya ha costado la vida a 25 personas. Las cifras indican claramente que las llamadas a revisión no deben tomarse a la ligera.


¿Cuándo se llama a revisión un coche?

Habitualmente, las marcas informan a los usuarios de que sobre su vehículo pesa una llamada a revisión, ya que están obligadas por la Unión Europea a informar de cualquier defecto que influya en la seguridad. En España, el organismo que se encarga de este tema y al que se refieren los fabricantes es la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

El propio fabricante se dirige a través del teléfono, el correo ordinario y el electrónico de notificar a los dueños afectados por una llamada a revisión. Cuando no se puede localizar por estos medos al conductor, se usa la base de datos de la DGT para alertar a los propietarios de los vehículos afectados.

Cómo comprobar la retirada de un coche usado

Antes de comprar un coche de segunda mano, es importante comprobar si ha sido objeto de llamadas a revisión en el pasado o si hay alguna llamada a revisión en curso. Las retiradas pueden afectar en gran medida al valor y la seguridad de un vehículo.

En el mejor de los casos, si tu vehículo es objeto de una llamada a revisión, recibirás una carta del fabricante por correo certificado, como ya hemos explicado. La carta contendrá una descripción del problema, las posibles consecuencias y los pasos recomendados para resolverlo.

Pero en el caso de un coche de segunda mano, ¿cómo puedes saber si el vehículo ha sido objeto de una llamada a revisión en el pasado? Hay varias posibilidades. En CARFAX encontrarás información sobre el historial de llamadas a revisión de coches usados de 20 países de la UE o de EE.UU. Además, existen otras fuentes de información:

Igualmente, organizaciones como FACUA u OCU tienden a avisar de estos fallos cuando reciben la información pertinente. También se puede ir a preguntar al taller mecánico de confianza del mismo modo que se consulta en CARFAX: utilizando el número de chasis para determinar si el coche ha sido objeto de una llamada a revisión y si el defecto ha sido subsanado. Normalmente se indica en el folleto de mantenimiento o de inspección. A veces, incluso una mancha de color junto al número de chasis indica que el vehículo ha tenido que ser retirado para ser reparado.

¿Cuáles son mis derechos en caso de retirada del mercado?

Desde el punto de vista legal, sólo tienes derecho a reparaciones gratuitas durante el periodo de garantía del vehículo, pero es poco habitual que tengas que pagar por los errores del fabricante después de que haya expirado el periodo de garantía. En la mayoría de los casos, los fabricantes pagan la factura de la reparación y, es más, si es posible demostrar que el fabricante ha tenido la culpa en caso de que se haya hecho cargo de la reparación, es posible requerir también una indemnización. Por ejemplo, en el escándalo del diéselgate, unos 400.000 propietarios demandaron a Volkswagen.

Un automovilista sólo puede reclamar una indemnización si el problema ha provocado un accidente o ha sido causado intencionadamente por el fabricante del coche o si el fabricante no ha informado a tiempo sobre él y un digno ejemplo es el caso del escándalo del diésel, que también afecta a otros fabricantes.

Una retirada de productos, ya sea por motivos graves o por un problema de servicio, siempre supone un gran inconveniente para el cliente ya que, además, no hay coche de cortesía para el periodo de reparación y tampoco se reembolsan los gastos de viaje. Sólo puedes negociar cuando puedas demostrar que el fabricante del coche es culpable, como en el caso de VW.

¿Es posible comprar o vender un vehículo usado con una llamada a revisión pendiente?

Aunque los fabricantes de vehículos están obligados a notificar al comprador original del vehículo las llamadas a revisión, los concesionarios y los vendedores particulares pueden vender legalmente vehículos con llamadas a revisión pendientes, por lo que es importante comprobar este estatus antes de comprar un coche usado.

Si lo compruebas de antemano, te ahorras sorpresas desagradables.

Verifica la matrícula o el bastidor sin compromiso:
Ver ejemplo CARFAX