Página principalBlogCompra y ventaComprar un coche de segunda mano: guía para no cometer errores
09 marzo 2020

Comprar un coche de segunda mano: guía para no cometer errores

Los últimos estudios de movilidad confirman que, debido a la crisis de la Covid-19, tener un coche propio es cada vez más importante. El impacto económico de la pandemia ha provocado, además, que los coches de segunda mano con poca antigüedad tengan una gran demanda aunque en España los modelos de más de 10 años se siguen situando entre los más vendidos, por su bajo coste.

Comprueba sin compromiso si tenemos información sobre tu vehículo

Accede al informe completo

Antes de poder disfrutar de la libertad de tener tu propio automóvil, hay que plantearse una serie de interrogantes para afrontar esta inversión y seguir una serie de pasos en la compra de un coche de segunda mano. Lo primero es decidir qué tipo de vehículo quieres: ¿compacto, todoterreno o berlina? Una vez que has realizado la obligada prueba de conducción y has encontrado tu vehículo ideal, llega la negociación. Pero antes de eso, un amigo con experiencia técnica o un taller independiente debería revisar el vehículo para comprobar el mantenimiento, las abolladuras o el desgaste. Como es sabido, dos ojos son mejores que uno. Además, el informe CARFAX puede contarte el pasado de ese coche hasta en 20 países de la UE y Norteamérica. Por ejemplo, por cuántas manos ha pasado, durante cuánto tiempo y en qué condiciones.

¿Qué coche necesito?

Antes de nada, debes definir tu capacidad económica y los límites de tu presupuesto. A partir de ahí, toca decidir qué segmento de coche se adapta a tus necesidades (por ejemplo, coches pequeños, de gama media o furgonetas). Encontrarás información sobre los distintos modelos en diferentes portales en internet o en revistas de vehículos de ocasión. Y no se te olvide, al elegir un coche, tener en cuenta todos los costes previstos de mantenimiento.

Otros criterios importantes para una primera búsqueda de un coche de ocasión son:

Después de hacer tu elección, comprueba los puntos débiles del modelo a través de foros en internet para que sepas a qué atenerte cuando empieces a usarlo.

¿Cómo proceder en la compra de un coche usado?

Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta antes de llevar tu nuevo coche a casa. Por eso, aquí están los criterios más relevantes resumidos por los profesionales en una lista de comprobación para la compra de un coche de ocasión.

1. Comprobar los detalles del vehículo

Esta comprobación puede hacerse acudiendo a una organización de inspección técnica y solicitando el informe CARFAX. De todas formas, esta información no sustituye a una prueba de conducción. Las pruebas de conducción siguen siendo importantes porque puedes hacerte una idea del estado técnico (por ejemplo si el embrague chirría o los frenos tardan en responder) y una revisión externa detallada del coche (si se ve óxido, hay abolladuras o arañazos).

2. ¿En concesionario o a particular?

Elegir el canal de venta es importante, ya que hay algunos aspectos que varían entre concesionarios y particulares, como son las garantías o algunas condiciones.

Al comprar por Internet, es aconsejable examinar detenidamente al concesionario, verificar sus datos fiscales o leer qué experiencias han tenido allí otros clientes.

En el caso de comprar un coche de segunda mano a particulares, es importante requerir que todos los documentos y papeles del coche estén en regla, como las inspecciones técnicas.

A la hora de firmar el contrato, hay que revisarlo bien y entender que en estas transacciones la garantía es de 6 meses, aunque el margen para negociar el precio puede ser mayor.

3. Asegúrate de que la documentación está en orden

Al entregar el coche, comprueba que la documentación del vehículo está completa, pues de lo contrario puede haber problemas con la matriculación. También debe estar disponible el historial de revisiones (si no se conserva digitalmente en el taller). Puedes utilizarlo para verificar qué inspecciones se han realizado.

Comprueba sin compromiso si tenemos información sobre tu vehículo

Accede al informe completo

¿Debo negociar el precio?

Es de esperar que el comprador negocie el precio de venta y en algunos anuncios hasta se especifica. Si un concesionario se niega a ceder en el precio, el comprador puede pedir algo extra, como un bono de gasolina, neumáticos de invierno o llantas especiales, además del contrato.

Para averiguar el margen de maniobra que tienes para negociar los precios se pueden consultar las webs de coches online, ya que reflejan los precios actuales del mercado. La edad y el estado de conservación son factores que influyen en el precio de compra. Con cualquier coche que muestre un velocímetro de 100.000 kilómetros en adelante, hay que ser consciente de que el coche necesita cada vez más reparaciones. Piezas como los frenos, las luces o los amortiguadores se desgastan con el uso y puede ser necesario sustituirlas: ahí es donde un coche barato puede convertirse en una máquina de perder dinero a largo plazo.

Sin embargo, sea cual sea el estado de un coche, el vendedor quiere vender, lo que significa que va a destacar sus puntos fuertes y restar importancia a los defectos. A veces, los vendedores intentan presionar al comprador afirmando que hay varios compradores interesados en el coche, pero la clave es mantenerse tranquilo, ya que siempre se puede encontrar otro coche de segunda mano. Una vez acordado el precio, comienza la fase del contrato.

Un contrato con un concesionario tiene la ventaja de que la ley regula un periodo de garantía de un año mientras que con un particular la garantía es de 6 meses. En el caso de que el coche muestra daños después de la compra, habrá que poder demostrar que estos defectos estaban causados por motivos anteriores a la adquisición.


💡 ¿Qué cubre exactamente la garantía de un coche de segunda mano? Existen diferencias entre los contratos firmados con particular o con un concesionario. En el primer caso, la garantía se regula según lo estipulado en los artículos 1461 y 1484 del Código Civil, donde se explicita que el vehículo de ocasión no deberá tener vicios o defectos ocultos y que, en el caso de que estos salgan a la luz durante los seis meses siguientes a la compra, el vendedor deberá responder por ellos. Es el comprador quien debe denunciar las irregularidades y demostrar que el defecto es anterior a la compra. En concesionario, es la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios la que cubre la adquisición del coche usado. En este caso, la garantía de la que disfruta el comprador es de hasta un año después de la firma del contrato de compraventa y el establecimiento está obligado a hacer la entrega del vehículo en el mismo estado que se estipula en el contrato. Si el comprador detecta una avería o un defecto oculto, el establecimiento deberá hacerse cargo de la reparación, devolver el importe de la venta o sustituir el coche por otro de características equivalentes.


¿Debo pagar en efectivo?

En principio, no hay nada malo en pagar el precio del coche en efectivo, aunque en los concesionarios también es posible encontrar algún tipo de financiación. Por otro lado, si eres tú el vendedor, es importante que te protejas contra la falsificación de dinero. Si vas con el comprador a un banco y depositas el importe en tu propia cuenta a través del cajero automático, estás a salvo en este sentido.

En el proceso de pago puede entrar en juego la Ley de Blanqueo de Capitales, modificada en febrero de 2021 y de aplicación en toda la Unión Europea. "Para las transacciones en efectivo realizadas por las partes obligadas en el marco de una relación comercial (por ejemplo, el ingreso de dinero en efectivo en una cuenta de cliente) y que superen un importe de 10.000 euros, el origen de los activos debe probarse, por lo general, mediante documentos adecuados", especifica la ley.

Además, en el caso de comprar el coche en otro país de la Unión y llevar consigo el dinero en efectivo, será necesario declararlo en la aduana. También, dentro de los trámites de la compra de un coche de segunda mano, habrá que especificar cómo se paga el IVA o el impuesto de Transmisiones Patrimoniales, dependiendo del caso y del país de compra.


💡 ¿Cuándo se considera que un coche es nuevo o usado? Un vehículo nuevo es un coche que sólo lleva seis meses en la carretera desde su matriculación inicial o tiene un kilometraje inferior a los 6.000 kilómetros. Los automóviles usados son los que han superado el periodo de seis meses y han recorrido más de 6.000 kilómetros.


¿Es necesario tener un informe de inspección actualizado al comprar un coche de ocasión?

No es obligatorio, pero sí muy recomendable. De todos modos, la mayoría de los concesionarios llevan el coche a un taller o un centro de inspección antes de venderlo y no por buena voluntad, sino porque es un buen argumento a la hora de la venta. Si la inspección principal no está al día, el nuevo propietario deberá averiguar cuál es la fecha de la revisión y deberá hacerse cargo de ella, por lo que es útil que el coche de ocasión tenga la ITV al día.

Si el informe del vehículo no está actualizado, puedes encargar a un perito a tu costa, pero también se puede utilizar el informe CARFAX para ver si la información facilitada durante la conversación de venta coincide con el historial del vehículo.

Comprueba sin compromiso si tenemos información sobre tu vehículo

Accede al informe completo

CARFAX Europe - CAR FOX

Si lo compruebas de antemano, te ahorras sorpresas desagradables.

Verifica la matrícula o el bastidor sin compromiso:
Ver ejemplo CARFAX